Tras lanzar tu negocio, una vez todo va sobre ruedas tienes por delante la difícil tarea de hacerlo crecer. Muchos empresarios no se dan cuenta de la importancia de invertir tiempo y recursos en gestionar eficazmente sus recursos humanos, pero hacerlo puede ser un factor clave para lograr un éxito duradero.

Sin importar el tamaño de tu negocio, es importante dar prioridad a prácticas de RRHH como la contratación, la incorporación, la formación, el compromiso de los empleados, la gestión del rendimiento, el cumplimiento de las leyes y normativas laborales, las políticas de conciliación de la vida laboral y personal, etc. 

Contratación

La contratación es esencial para cualquier empresa que quiera hacer crecer su equipo. Debes crear descripciones de los puestos de trabajo que reflejen con precisión lo que buscas en una nueva contratación; utilizar palabras clave relevantes para maximizar la visibilidad en los portales de empleo u otros puntos de venta específicos; realizar cribas telefónicas y entrevistas; utilizar pruebas de evaluación; y profundizar en los antecedentes de los posibles candidatos (perfiles de redes sociales, perfiles de LinkedIn). Un buen proceso de contratación te ahorrará tiempo a largo plazo, asegurándote de que seleccionas al candidato que mejor satisface tus necesidades.

Nuevos empleados

La incorporación de nuevos empleados también es un paso clave que es necesario cuidar. Esto ayuda a garantizar que comprendan rápidamente sus funciones y se pongan manos a la obra cuando se unan a tu equipo. Esto incluye presentar a los nuevos empleados al resto del equipo y compartir los documentos organizativos de la empresa (como los manuales del empleado) y los valores y principios fundamentales. También consiste en facilitarles el acceso a diversas herramientas que necesitan para realizar sus tareas con eficacia.

Formación

La formación es otra iniciativa clave de RRHH para los empresarios que aspiran al éxito. Ayuda a proporcionar a los empleados las habilidades que necesitan para completar las tareas con éxito, al tiempo que refuerza por qué se han establecido determinados procesos en tu organización. Ejemplos: conferencias, actividades informales, talleres, etc. 

Compromiso

El compromiso de los empleados es otra parte crucial del éxito de las estrategias de gestión de RRHH para emprendedores: cuando están motivados a través del reconocimiento o las recompensas, son más productivos y cooperan con el crecimiento del negocio. ¿Cómo incentivar esto? Estableciendo objetivos individuales, recompensas económicas, fomentar que compartan ideas y ofrecerles oportunidades de desarrollo profesional.  

Por último, es importante que estés al día de la normativa laboral aplicable  a tu zona y te asegures de cumplir todos los requisitos. Si no lo haces, podrías exponerte a sanciones. 

 

 

SUSCRÍBETE
a nuestra Newsletter

Únete a nuestra comunidad para recibir las últimas noticias de coworking y emprendimiento

¡Tu suscripción se ha realizado con éxito!

Pin It on Pinterest